NUESTRA

 BANDERA

 

 

NUESTRO

ESCUDO

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

TELEFONOS

Alcaldía 

787-839-2030

787-839-3500

 

Turismo 

787-839-5441

 

Teatro 

939-307-8007

 

EMAIL  

 


 

HON. ERIC BACHIER ROMAN (ALCALDE)


  

Arroyo, Puerto Rico

Datos generales

Se extiende a través de 39 kilómetros cuadrados o 15 millas cuadradas. los vecinos interesados en fundar un pueblo debían otorgarle el poder a una o más personas que los representarían ante el gobernador y vice-patrono real. Esta persona podía autorizar la fundación y la constitución de una parroquia. Los poderdantes debían ser mayoría en un territorio y mayor de diez. Una vez promovido el expediente el gobernador designaba un capitán poblador que tendría la representación de los vecinos y uno o más delegados generalmente miembros de los cabildos vecinos para que recibieran las pruebas. Se debía probar que el vecindario se encontraba muy alejado de la iglesia por lo que ha sus pobladores se les hacía difícil recibir los sacramentos y los servicios municipales. Generalmente se demostraba la ausencia de caminos o puentes o el mal estado de los existentes. Si era aprobada la solicitud exigía a los vecinos que deslindara el territorio del nuevo municipio y construyera ciertas obras municipales que incluían: una iglesia y casa del cura, la Casa del Rey, una carnicería, cercar un área para cementerio y reservar terrenos para la plaza y ejidos. Se esperaba que los vecinos cubrieran la construcción de estas obras mediante derramas. Usualmente algún propietario donaba los terrenos necesarios para la fundación. Una vez satisfechas las exigencias el gobernador autorizaba la fundación y la creación de una parroquia y designaba un teniente de guerra que era generalmente el mismo capitán poblador. Es conocido como “Pueblo ingrato”, el “Pueblo grato” y “Los bucaneros”. Su patrona es la Virgen de Nuestra Señora del Carmen. El municipio según el censo del 2000, tiene 19,117 arroyanos y se divide en ocho barrios: Cuatro Calles, Pueblo Este, Pueblo Oeste, Ancones, Guásimas, Palmas, Yaurel y Pitahaya.

De acuerdo algunos historiadores, el nombre de pueblo proviene de un pequeño arroyo que los viajeros visitaban para refrescarse y continuar su camino. Su cognomento “Pueblo ingrato” proviene, según la tradición popular, de un náufrago que llegó a las costas del pueblo a principios del siglo XIX y fue echado al mar por los arroyanos, ya que temían que éste estuviera infectado con cólera. Otra versión de la historia cuenta de un extranjero residente del pueblo y conocido por su gran generosidad, que fue quemado vivo en la bahía de Arroyo al contraer la peste.

En el presente, este pueblo cuenta con algunas farmacéuticas y parte de sus tierras están dedicadas a la vaquería.

Geografía

Arroyo se encuentra en la parte sur de la Isla. Al norte limita con el municipio de Patillas; al sur con el Mar Caribe; al oeste con Guayama y al este con el municipio de Patillas. Corresponde geográficamente a la subregión Llanura Aluvial Ponce-Patillas, de la región conocida como Llano Costero del Sur. Es un área muy árida, aunque sus llanos aluviales son productivos gracias al riego artificial. En la zona este, en su límite con Patillas, se encuentran los cerros: Bandera, Magdalena o Juan Amaro y Yaurel. En la colindancia entre los barrios de Ancones, Yaurel y Pitahaya está localizado el Monte Verde. El cerro Corazón se encuentra en la cordillera que limita con el municipio de Guayama.

Su sistema hidrográfico está compuesto por los siguientes cuerpos de agua: el río Nigua o Laurel, que atraviesa el municipio de norte a sur y luego desemboca en el mar Caribe, y las quebradas: Corazón, Antigua, Jácana, Yaurel o Zanjón. Además, Arroyo cuenta con un manantial de agua mineral en la antigua Colonia Virella, al igual que un brote de aguas termales. Otros accidentes geográficos de Arroyo son las puntas Figuras y Guilarte y la correspondiente al Puerto Arroyo.

 

ARROYO Y SUS BARRIOS

 

Fundación e historia

Algunos historiadores sostienen que los primeros pobladores fueron los taínos, mientras que otros aseguran que fue un grupo de españoles que llegaron a Guayama en busca de un puerto para el recibo y envío de sus mercancías. No obstante, otros aseguran que se trataba de un grupo de pescadores.

Su fundación data al 1855, aunque existe documentación que señala que cinco años antes ya se había sometido la petición para la separación de Arroyo del pueblo: los vecinos interesados en fundar un pueblo debían otorgarle el poder a una o más personas que los representarían ante el gobernador y vice-patrono real. Esta persona podía autorizar la fundación y la constitución de una parroquia. Los poderdantes debían ser mayoría en un territorio y mayor de diez. Una vez promovido el expediente el gobernador designaba un capitán poblador que tendría la representación de los vecinos y uno o más delegados generalmente miembros de los cabildos vecinos para que recibieran las pruebas. Se debía probar que el vecindario se encontraba muy alejado de la iglesia por lo que ha sus pobladores se les hacía difícil recibir los sacramentos y los servicios municipales. Generalmente se demostraba la ausencia de caminos o puentes o el mal estado de los existentes. Si era aprobada la solicitud exigía a los vecinos que deslindara el territorio del nuevo municipio y construyera ciertas obras municipales que incluían: una iglesia y casa del cura, la Casa del Rey, una carnicería, cercar un área para cementerio y reservar terrenos para la plaza y ejidos. Se esperaba que los vecinos cubrieran la construcción de estas obras mediante derramas. Usualmente algún propietario donaba los terrenos necesarios para la fundación. Una vez satisfechas las exigencias el gobernador autorizaba la fundación y la creación de una parroquia y designaba un teniente de guerra que era generalmente el mismo capitán poblador. de Guayama. Según documentos del Departamento de Obras Públicas de Puerto Rico, fue en 1855 que se estableció el límite jurisdiccional entre Guayama y Arroyo. No obstante, la Gaceta de Puerto Rico publicó en 1868 que Arroyo fue fundado en 1852.

Las obras públicas del pueblo, así como su sistema de comunicación, tuvieron un desarrollo significativo durante las últimas décadas del siglo XIX. En 1859, el Ayuntamiento: corporación municipal compuesta de un alcalde y varios concejales que integraban el Consejo o Cabildo para la administración de los intereses de un municipio. realizó un acuerdo para construir vías y, un año más tarde, para la construcción de una plaza de recreo y una alcantarilla en la calle Marina del pueblo. También en dicho año, Samuel Morse visitó el pueblo, por razones familiares e instaló en Arroyo la primera línea telegráfica en Puerto Rico y la segunda en el Caribe y EE.UU. La línea comunicaba la hacienda Enriqueta, propiedad de su hija Susan Morse de Lind, con los almacenes de Eduard Lind en los muelles de la playa de Arroyo; una distancia de dos millas aproximadamente.

En 1894, había en Arroyo 62 estancias de frutos menores, dos minas de hierro y una de bronce. Para ese entonces la pesca, también, era fundamental para la economía arroyana. A sus costas llegaban pescadores de diferentes partes del mundo incluyendo áfrica, España y Dinamarca.

En 1878, ya Arroyo contaba con 5,575 habitantes. En ese entonces, el municipio estaba constituido por los barrios Pueblo (Este y Oeste), Pitahaya, Yaurel, Ancones, Cuatro Calles, Palmas y Guásimas. Para 1898, el barrio Cuatro Calles era incluido como parte de la zona urbana y la zona rural constaba de los barrios Ancones, Palmas, Guásimas, Yaurel y Pitahaya.

En Arroyo, existió una organización separatista llamada “La Torre del Viejo”, la cual se proponía luchar por la independencia de Puerto Rico de España. El primero de agosto de 1898 arribaron las tropas estadounidenses al municipio bajo el mando del Capitán Higginson. En marzo de 1902, la Asamblea Legislativa de Puerto Rico aprobó la "Ley para Consolidación de Ciertos Términos Municipales de Puerto Rico". La Ley estipulaba que todo el territorio del municipio de Arroyo sería anexado al municipio de Guayama. Tres años más tarde, en marzo de 1905, la Legislatura de Puerto Rico aprobó una ley mediante la cual se revocaba la ley aprobada en julio de 1902. El pueblo de Arroyo fue reorganizado y se constituyó de nuevo en municipio independiente con los mismos límites que tenía anteriormente.

Hacia mediados del siglo XX, la economía de este municipio dependía mayormente del cultivo productos agrícolas como el ñame, el plátano y la yautía y de la caña de azúcar, una de sus principales productoras de caña fue la central Lafayette,

Símbolos

Bandera

 

 

La bandera de Arroyo posee dos franjas horizontales de igual tamaño que dividen la misma en dos rectángulos horizontales. Los colores anaranjado y negro aluden a un pasado lleno de aventura. El escudo de Arroyo se observa en el centro de la bandera.

Escudo

 

 

El escudo de Arroyo fue aprobado oficialmente por las autoridades municipales el 31 de marzo de 1970. Este contiene un trasfondo color azul, una iglesia, un escapulario y la flor de grana. En su base se encuentra una montaña verde cargada de una torre entre dos postes de telégrafo en sable, y en la parte inferior, posee unas olas ondulantes de color azul y un pez. Por timbre, el escudo tiene una corona de tres torres mazonadas de sable, adjurada de azul y forrada de púrpura. Además, contiene un volante con el moto ‘Arroyo Pueblo Grato’.Arroyo, Puerto Rico.